Frases de Joaquín Sabina

Frases de Joaquín Sabina

Yo amo el alcohol y las drogas, pero detesto a los borrachos y a los drogadictos.
Mi plan es envejecer sin dignidad. Seré uno de esos viejos ridículos que se tiñen el pelo y van a las discotecas a corretear jovencitas.
Yo no soy equilibrado ni tranquilo; llevo una vida enloquecida.
Por suerte existe el Arte. Si no, seríamos asesinos en serie, violadores y degenerados.
Pelearé hasta el último segundo y mi epitafio será: No estoy de acuerdo.
Lo que más me molesta en mi vida es saber que mi madre se acostaba con un policía.
Los gimnasios están llenos, las librerías siguen vacías.
No existe una vida mas lujosa que la de vivir sin teléfono y coche.
Los vicios de sexo no son vicios.
Soy muy aprensivo, me masturbo con preservativo por que hay mucho SIDA.
Tengo afición a ser amante.
Mi única creencia es en la Diosa Razón.
Los hombres engañan más que las mujeres; las mujeres, mejor.
La poesía huye, a veces, de los libros para anidar extramuros, en la calle, en el silencio, en los sueños, en la piel, en los escombros, incluso en la basura.
Donde no suele cobijarse nunca es en el verbo de los subsecretarios, de los comerciantes o de los lechuguinos de televisión.
A menudo los labios más urgentes no tienen prisa dos besos después.
Yo soy heterosexual muy a mi pesar.
Lo único que le debemos a Colon es que trajera el tabaco a España.
Bailar es soñar con los pies.
Yo siempre quise ser Peter Pan, y a basa de irresponsabilidad lo estoy consiguiendo.
Hay que condenar todas las muertes, incluso la natural.
Estoy escribiendo mas que nunca, supongo que es por que follo menos que nunca.
Para los grupos españoles que cantan en ingles debería existir la pena de muerte.
Soy muy mal novio, un pésimo amante y peor marido. Pero un estupendo amigo.