5 formas de relajarse

Existe una gran variedad de asuntos que requieren de nuestra atención y preocupación, pero estas dos características nunca deben ser excesivas. También debemos ser conscientes de la atención que nuestra mente requiere y la necesidad que tenemos de estar tranquilos. La tranquilidad y relajamiento nos permiten ser más ágiles en nuestras ideas, tener un mejor humor, mantener mejores relaciones, evitar enfermedades y pasar momentos más agradables con nuestra familia y amigos. Es decir, mantenernos relajados nos da una mejor calidad de vida.

Por esto que resulta muy importante conocer algunas opciones que nos ayuden a relajarnos cuando vivimos un momento de tensión:

1. TOMAR CONCIENCIA

Es muy común entrar en un estado de estrés por cuestiones que en realidad no merecen tal preocupación. Esto generalmente se debe a nuestra necesidad inmediatez y es que cada vez esperamos que las cosas nos lleguen, son funcionen o nos salgan mucho más rápido. Por este motivo es importante tomar conciencia de los pensamientos que nos están estresando e identificar si realmente es un factor que merece ese tipo de atención.

2. RESPIRAR

Respirar es una de las funciones corporales vitales para mantenernos vivos y generalmente lo llevamos a cabo sin prestar demasiada atención.Pero cuando se entra en un estado de emociones fuertes, estrés, desesperación o cualquiera otra y queramos relajarnos podemos hacer algunos ejercicios de respiración. Para relajarnos podemos hacernos conscientes por algunos minutos de nuestra inhalación y exhalación.

3. PENSAMIENTOS CALMANTES

Los pensamientos calmantes nos sirven para cambiar la perspectiva que tenemos en el momento a través de las palabras. Simples frases como “respira”, “cálmate”, “no te presiones” pueden ser de gran ayuda. Debemos recordar que la mente es una máquina perfecta que tiene la capacidad de hacernos sentir una u otra cosa, según lo que necesitemos y queramos.

4. REALIZA ALGUNA ACTIVIDAD

Ocupar nuestra atención en alguna actividad nos puede ayudar a olvidarnos un momento de aquellas cosas que nos preocupan y cuando nuestra atención regresa, generalmente se tiene una perspectiva diferente.Cualquier actividad puede ayudar: correr, cocinar, dibujar, hacer manualidades, leer, ver una película, etc.

5. DUERME

Muchas veces sentimos que ya no tenemos opciones o estamos muy concentrados pensando en un mismo tema, esto provoca que nuestra mente no pueda asimilar correctamente las ideas y nos estresamos. Por ello dormir es una gran estrategia de relajación, ya que de esta forma nuestra mente puede descansar un poco. Incluso, quienes tienen empleos o actividades agotadoras pueden dormir unos minutos y ver un cambio significativo en su actividad diaria.

Mantenernos relajados es vital para cuidar nuestra salud física y emocional, lo mejor del caso es que lo podemos lograr de formas muy sencillas. Es recomendable usar estas técnicas incluso si creemos no necesitarlas, así nos aseguramos de estar siempre bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s