Aprender a #Amar

Aprender a amar, que bonito suena y que extraño; de alguna manera sentimos que amar es algo innato que no es preciso aprender como si fuera algo externo, pero lejos esta de ser esa la verdad. Amar implica muchas cosas, es tan complejo que creo que nunca encontraría una definición para expresar lo que siento.

Amar no solo implica el hecho de darlo todo por otra persona, aceptarla tal cual es, comprenderla, protegerla…. sino también el hecho de no olvidarse nunca del propio “yo”, de lo  que YO quiero y me hace feliz, de mis metas, mis expectativas y mis sueños… Si no somos capaces de amar sanamente, aceptando que estamos amando demasiado, que estamos perdiendo nuestros principios y toda nuestra esencia por un amor que es prácticamente inalcanzable, entonces no sabemos amar en absoluto y tenemos que aprender, reestructurando todos los conceptos erróneos que la sociedad nos ha implantado.

Por primera vez he tomado consciencia de que siempre estuve amando a un sueño, nunca a una realidad, todo por mi propia incapacidad de ver las cosas tal como son, sin poder dejar de disfrazarlas ni alterarlas.

La realidad a veces es desconsoladora, me tuve que topar de frente con ella y por más que fue desgarrador creo que era la única manera de darme cuenta de las cosas por cómo eran. Fue entonces cuando entendí que, en nombre del amor, estaba perdiendo mis principios, que llamaba cuando no querían hablar conmigo, visitaba a quien no me extrañaba, gritaba mi amor a quien jamás se tomó la molestia de responder con otra cosa que con un gélido silencio… creía que mi ignorancia consciente en el asunto era como un bálsamo para el dolor y hoy me doy cuenta de que no; al contrario, continué alimentando vanas esperanzas, aferrándome a una mentira, sin querer ver que lo peor que puedes hacer es rogarle a alguien que te quiera. Hoy que por fin veo las cosas como son, me duele muchisimo y me pregunto si esto sería más leve si hubiera reaccionado antes. Pero eso ya no importa, en definitiva los “hubiera” no existen.

A pesar de todo, por loco que parezca, aunque me lastimó, lo sigo queriendo y hay veces en las que, por más positiva que intente ser, no le gano la batalla a la pena…

Sin embargo, de todo esto  lo que puedo sacar es una sabia frase de Walter Riso que expresa: “Mejor sufrir la pérdida de una vez que someterse a una incertidumbre sostenida y cruel. Mejor un realismo desconsolador que la fé que ignora razones, que nunca mueve montañas”. O en palabras más comunes, como dijera una amiga: mejor llorar la pérdida que el desamor.

Mi amor no cambiará así de fácil, pero por lo menos, puedo aprender a amarme a mi misma, a levantarme y volver a empezar…

Mi amor fue incondicional, amé como mejor pude y supe, quizás demasiado… pero intenté dar lo mejor de mí. Solo que paso desapercibido a sus ojos y entonces, no me queda nada más por hacer.

Con la frente en alta, doy la retirada y dejo de intentar, que la vida se encargará solita de todo, aunque duela…. tengo que hacerme fuerte.

Anuncios

2 thoughts on “Aprender a #Amar

  1. Muy sabias tus palabras y que bonita manera de ver las cosas al leer este texto pude comprender que eres una mujer hermosa seas quien seas y de donde seas yo acabo salir de una relación muy dolorosa, e buscado muchas maneras de ser optimista y seguir adelante, aprender a vivir con esto que siento con el dolor que llevo por dentro es difícil pero nadie dijo que la vida sea fácil pero como aquella frase dice “todos quieren felicidad sin dolor, pero no podemos tener un arcoíris sin un poco de lluvia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s