6 actitudes de destruyen una pareja #desconfianza

Cuando uno establece un vínculo de pareja, es inevitable que en la convivencia surjan discrepancias, conflictos y crisis.

Todas circunstancias que a menudo, pueden ser superadas con el fin de continuar con la relación de manera armónica.

El problema se da, cuando no somos capaces de identificar cuáles son las actitudes que destruyen la pareja y más aún cuando no ponemos empeño en salvar la pareja.

Las que siguen, son las más comunes actitudes que destruyen la pareja:

Querer cambiar al otro: en toda pareja, más aún en la etapa de enamoramiento, es común que se caiga en la idealización del otro, para luego con la convivencia caer en la cuenta de que esa imagen que teníamos de la otra persona, no era la realidad.

Una de las primeras reacciones, por cierto equivocadas y negativas, es tratar de cambiar por todos los medios al otro, según nuestras propias expectativas.

Actitudes posesivas y de dominación: el pretender digitar las decisiones del otro, de traspasar los límites de su propio espacio e individualidad, de cortar su libertad, son siempre signos destructivos para una relación.

Falta de comunicación: la mala comunicación, los supuestos, el dar por sentadas las cosas, las interpretaciones equivocadas dan lugar a un clima hostil y negativo para el desarrollo normal de la pareja.

Celos enfermizos: los reclamos, las acusaciones, las persecuciones, la desconfianza sin sentido, provocan opresión, incomodidad y en definitiva un desgaste emocional y de pareja. Los celos, no necesariamente tienen que ser fundados en alguien del sexo opuesto, pueden existir celos por amistades, por un deporte, por la televisión, etc. En definitiva quien experimenta este tipo de celos, se encuentra en un momento de baja autoestima, de inseguridad, por lo que deberá ver la manera de salir lo más ponto posible de esa situación.

Marcada dependencia: la dependencia del otro para tomar decisiones, para salir, para desenvolverse y para valorizarse provoca asfixia en el otro y no es beneficioso para ninguna de las dos partes.
Incapacidad de cortar el cordón con la familia de origen: esto frecuentemente se presenta como un problema en el seno de muchas parejas. La intromisión constante, la falta de intimidad, la manipulación como parte de relacionarse, suelen ocasionar un desgaste en muchas parejas.
Si algunas de estas actitudes te resultan “familiares”, es mejor que estés atento a las señales y que comiences a poner en marcha un plan para salvar la pareja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s